Claudio Orrego juró esta mañana como primer Gobernador de la Región Metropolitana, figura administrativa que representa un cambio histórico en favor de la regionalización y descentralización del país.

“Estamos listos para afrontar este desafío con todas nuestras ganas para transformar la Región Metropolitana en una Región más segura, más verde y justa para todas y todos”, comentó Claudio Orrego, quien también presidirá el Consejo Regional (CORE) Metropolitano de Santiago y el directorio de la Corporación Regional de Santiago, por el período 2021-2024.

“Podemos tener distintas visiones e ideas, pero espero que nunca, en el fragor de los debates, perdamos el norte, que son los más humildes, los más pobres y las personas discriminadas en esta Región”, señaló el primer Gobernador de la Región Metropolitana.

En su primer discurso ante el Consejo Regional, Orrego anunció que sus primeras prioridades apuntarán a enfrentar la crisis sanitaria, especialmente los problemas de salud mental.

“Quiero pedirle al Consejo Regional que nos apoye. Tenemos que hacer un impulso en los temas de salud mental, violencia, maltrato, ansiedad, angustia e incertidumbre”, subrayó.

La nueva autoridad regional dijo que “la desigualdad de la Región Metropolitana es la herida más grande que tenemos y hoy debemos enfrentarla. No podemos darnos el lujo de fallar y esta nueva institucionalidad puede ser un instrumento de justicia social para nuestra Región”.

En la ceremonia participaron los 34 consejeros y consejeras de la RM, funcionarios del Gobierno Regional, el gerente general de la Corporación Regional de Santiago, Harold Wistuba, y el nuevo Delegado Presidencial de la Región Metropolitana (y exintendente), Felipe Guevara.